NUEVA CHICAGO (2) vs COLEGIALES (0)

Para seguir soñando

Después de muchos golpes consecutivos y tras posponerse el partido del sábado, Chicago, de la mano de Pablo Guede, tuvo nueve días para descansar y preparar el duelo ante Colegiales […]
Después de muchos golpes consecutivos y tras posponerse el partido del sábado, Chicago, de la mano de Pablo Guede, tuvo nueve días para descansar y preparar el duelo ante Colegiales en Mataderos. Siendo el ante ultimo partido del año, era importante conseguir los tres puntos para retomar la senda de los triunfos y, además, acomodarse entre los integrantes del lote de arriba, sitio donde de a poco nos fuimos alejando.

Tanto en San Martin como en Ezeiza, a pesar de las derrotas, se pudo ver el trabajo del cuerpo técnico interino: un esquema distinto, mas agresivo, con mucha presencia en el medio y con cambios netamente ofensivos. Eso hoy se confirmo desde el minuto uno en la soleada tarde de Mataderos. Un Federico Fattori muy participativo y en contacto constante  con la pelota, fue la carta principal en los primeros minutos.

El Tricolor de Munro esperaba con tranquilidad, sin apuro, como sucede normalmente con los visitantes en nuestro estadio. Promediando la primera etapa cuando el Verde merecía la ventaja, luego de una pelota parada apareció Nicolas Sainz de cabeza para fusilar a Matinella y marcar la ventaja para Chicago. Lo que siempre costó apareció rápido: se llegó al gol rápidamente, para poder luego manejar la pelota con tranquilidad y sin el apuro de salir a meterla.

Luego los de Pablo Guede basaron su juego en la capacidad de tener la posesión y el ritmo del juego, lejos de Tauber pero sin desesperarse por ir a buscar liquidad el partido y el resultado.

Sobre el final, luego de una contra, la figura del partido Fede Fattori habilitó al recién ingresado Lucas Baldunciel, el pibe gambeteó al arquero y definió con admirable tranquilidad, pensando que son sus primeros partidos en Primera.

Siempre es importante sumar de a tres, pero este Chicago necesitaba recuperarse luego de demasiadas caídas y para seguir creyendo que en 2014 se puede ir en busca del ascenso.

El triunfo posiciona al Verde entre los de arriba, a la espera de cerrar el año de la mejor manera el próximo sábado en Agronomia ante el Comunicaciones de Jorge Vivaldo.

Parrafo aparte para la gente que, una vez mas, demostró su fidelidad diciendo presente en gran numero (no menos de 10.000 personas un martes a la tarde) a pesar de los últimos resultados.

Lo decimos seguido y lo sostenemos: cuando gana Chicago, todo se ve distinto. Con esperanza e ilusión de que se va a terminar lo mas arriba posible, proyectando una alegría para el cierre de la temporada. Se logró el triunfo, y sirve para seguir soñando


FUENTE : SENTIMIENTO VERDE Y NEGRO

Comments